La Directora General de Relaciones con el Estado y la Unión Europea, Daría Terrádez, ha recibido a varios representantes de Comerç Moble, la asociación de comerciantes del sector del mueble, quienes han retratado de forma clara la realizad por la que atraviesa uno de los sectores de mayor peso en la Comunidad Valenciana y que se ha visto profundamente afectado por la crisis con un descenso en el volumen de facturación en torno al 70%.

 

Los miembros de la Asociación que han participado en la reunión son Juan Luis Benlliure, director de La Casita de Alba, José Gómez, Jefe de Administración de muebles La Fábrica, César Serra, Coordinador de Marketing y Comunicación de Circulo Muebles, Abelardo Olmeda, de Mobles Sedaví y Presidente de Comerç Moble y Ligia Rodrigo, Secretaria General de Comerç Moble y vicepresidenta de la Confederación Española de Comercios del Habitat.

 

Todos ellos han mostrado su interés por acercarse a Europa y obtener información por parte de la Dirección General sobre cómo acceder a programas y fondos europeos, entrar en contacto con entidades del sector de otras regiones europeas que se puedan encontrar en su misma situación y cómo las instituciones europeas pueden contribuir a poner en práctica las numerosas propuestas que desde el sector nacen para innovar y revitalizar el comercio del mueble valenciano.

 

La apuesta por la calidad, la atención personalizada, el mueble “para toda la vida”, el diseño y la garantía de un producto fabricado en nuestra comunidad, que no tiene porqué ser más caro, son los rasgos que han caracterizado siempre al mueble valenciano, que ofrece muebles de alta gama, de nivel intermedio y productos más accesibles para el consumidor, sin descuidar la calidad, el diseño y la personalización.

 

Terrádez ha afirmado que “la delegación de la Generalitat Valenciana en Bruselas está a disposición del sector del mueble, pues está abierta a toda la ciudadanía. Desde la Dirección General promoveremos encuentros con los eurodiputados valencianos para entre todos buscar vías de financiación a las propuestas de los comerciantes del mueble. Se trata de acabar con la leyenda urbana de que el mueble de calidad es más caro”.

 

La clave de la conveniencia de apostar por la compra del producto fabricado en nuestra comunidad la ha dado Ligia Rodrigo, al explicar que en la mayoría de los casos “es competitivo en cuanto a precio y tiene el valor añadido de ser un producto de calidad, personalizado, que se puede hacer a medida y con la ventaja de que te lo llevan a casa, te lo montan y además te ofrecen la posibilidad de financiación y servicio postventa”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad